Aristóteles

Quizás sea la mente más brillante del mundo auspiciado como esa curiosidad, pasión y determinación al estudio; pues en su haber tiene la facultad de haber sido filósofo, politólogo, científico, educador y hasta médico.

Aristóteles nace en Estagira ciudad al norte de la antigua Grecia (actual Stavros, Macedonia), en el año 384 antes de cristo. Sus padres fueron Nicómaco, quien fungía como médico personal del rey de Macedonia Amintas III y su madre Festis quien igualmente era médico de la época. Ambos padres fallecen tempranamente, cuando aun Aristóteles era un niño.

A consecuencia de la muerte de sus padres Aristóteles pasa bajo la tutela de un pariente próxeno (especie de designación que le daban a personas por sus honores para velar por los intereses de otro), que observando su talento y extrema curiosidad decide enviarlo a Atenas para que estudiase en el mejor lugar posible.

Índice

    La academia

    Llega a Atenas en el año 367 antes de cristo, lugar ideal ya seguía siendo considerada la capital del pensamiento y las artes; a la edad de 17 años Aristóteles inicia estudios en la Academia de Platón; dicho lugar era reconocido por sus enseñanzas en filosofía.

    Sobre la relación entre el alumno y el maestro poco se sabe, no obstante, muchos consideran en que ambos filósofos tenían una amistad respetuosa, que no estaba condicionada por el hecho de que Platón era un idealista mientras Aristóteles era más pragmático enfocando su curiosidad y necesidad de conocimientos en las cosas que podía ver, tocar y comprender.

    Cuestión que más adelante quedara claramente demostrada, dado que las bases filosóficas de Aristóteles se fundaran en una crítica coherente y necesaria transformación del sistema filosófico de Platón.

    Así pues, pasaría los próximos 20 años de su vida aprendiendo de primera mano de las enseñanzas de Platón y de otros maestros, así como adquiriendo novedosos conocimientos que alimentarían sus ideas para el debate. Incluso en habida y audacia capacidad para la lectura le valió para que el propio Platón le considerase cariñosamente como “el Lector”.

    A raíz de la muerte de Platón en el año 347 antes de cristo, desencadena que Aristóteles abandone la academia y se dirija a nuevos destinos; dirigiéndose a la ciudad de Atarneo y Aso donde conoce a Pitias de Aso mujer con tiene su primera hija Pitias la joven, poco después se marcha a la ciudad de Mitilene en la isla de Lesbos y es allí donde desarrolla trabajos vinculados con la zoología y también de la rama de biología marina.

    El camino de alumno a maestro

    Poco tiempo después, recibiría una petición de gran envergadura pues el Rey Filipo II de Macedonia en virtud de la fama que ya había adquirido Aristóteles y recordando que este era el hijo del médico que lo había asistido, le ofrece que forme parte del grupo de preceptores (educadores) que tenía a disposición su hijo Alejandro Magno en quien ya pensaba en la formación de su sucesor.

    Aceptando la propuesta Aristóteles cumple a cabalidad la labor encomendada, logrando estimular en Alejandro Magno la curiosidad y aprendiendo este las cualidades que debería tener un gobernante que quisiera ser recordado para siempre.

    Pues bien, tal como reconoció el propio Alejandro Magno que su maestro Aristóteles fue seguramente la persona más influyente de su existir.

    Regreso a Atenas

    Culminada su misión en Macedonia y alejado de Alejandro Magno en parte porque ahora continuaría la formación en el ámbito militar y sobre todo por lamentarse al ver las actuaciones de este al estar vinculado directamente con la muerte de su sobrino Calístenes quien acompañó a Magno como historiador en su viaje reciente a Asia. Aristoteles regresa a su ciudad natal Estagira, esto ocurre para el año 335 antes de cristo.

    En el aspecto sentimental su esposa de Pitias de Aso había muerto, por lo que Aristóteles inicia una nueva relación con una mujer llamada Herpilis de quien se presume que era su sirvienta; con la cual tiene un segundo hijo a quien decide llamar Nicómaco en honor a su padre.

    Fundación del Liceo y legado

    A los casi 50 años de vida, con una fama precedida por sus acciones y aportes en diversas áreas, fundamentalmente todo esto fue la base que lo impulsa a fundar su propia escuela denominada liceo.

    Es justamente en este periodo de la historia que Aristóteles escribe gran parte de las obras que conocemos hoy día, donde originalmente era información para enseñar en sus clases y que poco más tarde dichas anotaciones fueron recopiladas por sus alumnos y discípulos.

    Se desconoce las causas exactas de su muerte, se refieren a que fue por envenenamiento ya que se encontraba refugiado en Calcis, la capital de la isla de Eubea, donde fallece un 7 de marzo del año 322 antes de cristo a la edad de 61 años.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.