Francisco Xavier Mina

En realidad, Martín Xavier Mina Larrea este militar, abogado y guerrillero mejor conocido como Francisco Xavier Mina nace un 1 de julio en la localidad de Otano cerca de Pamplona, España en el año 1789.

Hijo de Juan José Mina Espoz y María Andrés Larrea, quienes eran dueños de una sencilla hacienda, dentro de su amplio historial combatiente se menciona que tuvo una participación en la guerra de independencia en España, luchando contra los invasores franceses y tiempo después luchó del lado de los insurgentes en la guerra por la independencia de México.

Índice

    Niñez y etapa académica

    Se desconoce la información precisa acerca de su niñez, presumiendo que sus primeros años de vida transcurrieron en la hacienda de sus padres, es a partir de los 11 años de edad cuando es enviado a Pamplona a casa de su tía Simona Espoz para que continuara su formación académica en el seminario de Pamplona, aprendiendo latín, humanidades y matemáticas.

    Para el año de 1807 ya con 18 años de edad Mina se mudó a Zaragoza donde ingresa a la universidad de Zaragoza para iniciar sus estudios de Derecho. Dichos estudios se ven interrumpidos por aceptar la invitación de Juan Carlos de Aréizaga, (coronel retirado con quien recientemente había entablado una amistad) a tomar las armas para unirse a la vertiente norte de los Pirineos donde se hacía un espionaje para hacer frente a la incursión del territorio por parte de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte.

    La contribución militar

    La participación en la defensa de Zaragoza convierte rápidamente a Mina para 1808 en un inesperado héroe contra la dominación francesa y por consiguiente ascendido a teniente general apenas un año después.

    En conjunto con su tío Francisco Espoz y Mina, se propuso a asaltar y emboscar las intentonas de incursiones por parte del ejército francés a tal punto que los hizo prisioneros de guerra, incautándoles armas y dinero. Logrando de forma exitosa el avance, el proveer de armas y las comunicaciones con la tropa francesa que se hallaba en Navarra.

    Con Francisco Xavier Mina al frente de las tropas, el cuerpo armado comenzó a crecer teniendo a disposición una caballería que ya los meses siguientes simbolizaron la guerrilla, la resistencia popular contra la invasión francesa.

    Al poco tiempo de los éxitos cosechados Mina es capturado, traslado y encarcelado en Paris, Francia. Estando en prisión tiene la oportunidad de conocer al general Víctor de La Horie, hombre de fuertes ideales republicanos, oriundo de Francia que se encontraba allí justamente por oponerse y conspirar en contra del emperador Napoleón Bonaparte.

    Estando en ese lugar y bajo esas circunstancias Mina aprende sobre el liberalismo, la concepción de República, las fulgurantes ideas de libertad, justicia y profundiza conocimientos sobre las estrategias militares.

    Tras darse los acontecimientos de la derrota de Napoleón Bonaparte a manos de Rusia y los Prusianos (connotación que, designada la alianza de territorios entre la Alemania del norte, Polonia y una pequeña porción de Rusia) y acto seguido a la toma de Paris en el año de 1814, ponen en libertad a todos los presos.

    Retornando Mina a Navarra donde para su grata sorpresa encuentra que el cuerpo de voluntarios que él ayudó a conformar ahora es un ejército que cuenta con más de 11.000 combatientes distribuidos en los componentes de caballería, infantería y artillería comandados todos por su tío Francisco Espoz y Mina.

    En el calor de los hechos Mina promueve un nuevo levantamiento popular en contra de Fernando VII que recién hacia recuperado el trono, pero esta vez no obtuvo el éxito esperado, teniendo que retirarse a Francia para posteriormente movilizarse a Inglaterra en busca de nuevos horizontes.

    Primero España, ahora México

    Encontrándose en Londres, Mina ya es conocido por sus hazañas guerrilleras cuestión por la que es contactado por el fray Servando y Teresa de Mier quienes conformaban un grupo de hispanoamericanos quienes buscaban apoyo para cambiar ese modelo absolutista de país y liderar un proceso independentista.

    Siendo así Mina se traslada a México con un fuerte apoyo económico, no obstante, al momento de su llegada ya Morelos había sido asesinado y por consecuencia disuelto el congreso de Apatzingán.

    Mina inicia una cruzada en 1817 desembarcando con 308 voluntarios en Soto la Marina (actualmente Tamaulipas), dirigiéndose hasta San Luis de Potosí para luego iniciarse un avance por el interior del país uniéndosele a las tropas de Pedro Moreno; pero meses más tardes ambos fueron emboscados por las tropas realistas, falleciendo en combate Moreno y capturando a Mina.

    La muerte a Francisco Xavier Mina le llega el 11 de noviembre del mismo año 1817 al ser fusilado frente al fuerte de los Remedios por el batallón realista de Zaragoza. A día de hoy sus restos se encuentran en la Columna de la Independencia ubicada en la Ciudad de México.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.