Jean-Jacques Rosseau

Considerado como uno de los pensadores destacados en el periodo de la Ilustración en Francia. Jean-Jacques Rousseau es hijo de un modesto relojero Isaac Rousseau y su madre Suzanne Bernard, muere tras el parto, nace el 28 de junio del año 1712 en la ciudad de Ginebra, Suiza.

Índice

    Una infancia abrupta

    Con apenas 13 años de edad y la escasa educación académica recibida para el momento, Rousseau empieza a trabajar como aprendiz de un notario público y con un grabador.

    En este periodo es sometido a malos tratos, situación que lo empuja a escapar de su ciudad natal a los 16 años, teniendo que acudir a la buena fe de un sacerdote que le da hospedaje en la localidad de Saboya.

    Al poco tiempo conoce a madame Louise de Warens, mujer adinerada que le permite ser su secretario y compañero sentimental frecuente; de aquí en adelante esta persona influiría positivamente en el transitar de Rousseau.

    En esa etapa de su vida donde experimentó la felicidad, según lo indicaba el mismo Rousseau culmina para 1942 fecha en la decide viajar y establecerse en Paris, Francia. Allí le imprime una nueva dinámica a su vida; logrando trabajar como profesor, copista e incluso como embajador francés en Venecia

    En ese proceso de renovación Rousseau inicia una relación amorosa con Thérèse Levasseur, con la cual tiene cinco hijos y decide casarse por el civil.

    Influencia política y social

    Sus ideas en los ámbitos políticos y sociales significaron un aporte a la revolución francesa, igualmente su gran capacidad literaria se adelantó a la etapa del romanticismo debido a los nuevos términos y postulados que contribuyeron en la educación; incluso eso le valido para ser considerado como el pionero de la pedagogía moderna.

    Aportes para la humanidad

    Rousseau se permitió abordar, participar y generar contenidos sobre los temas importantes que se desarrollaban en su época; esto significó que se mantuvo constantemente activo con debates con grandes intelectuales del momento.

    Trascendentales son los discursos que escribió y que significaron un punto y apartes en cuestiones filosóficas.

    El primer discurso denominado Discurso sobre las ciencias y las artes publicado para el año de 1750, en este ensayo filosófico Rousseau obtuvo una gran repercusión por significar una crítica latente a las ideas y valores culturales de la sociedad en el periodo de la ilustración.

    En el segundo discurso bajo el nombre de Discurso sobre el origen y el fundamento de la desigualdad entre los hombres publicado para 1755, expone como la humanidad se ha visto contaminada por las ciencias, el arte y las mismas instituciones sociales han generado una descomposición evidenciadas por las continuas y crecientes desigualdades.

    Ahora bien, no menos importante es el tratado político al que llamó El contrato social o principios de derecho político publicado para 1762; allí se expresa la posibilidad de una mediación y acercamiento entre la naturaleza y la cultura, en donde el ser humano realmente para sentirse que vive en libertad deberá luchar por concebir una verdadera sociedad igualitaria.

    Las geniales ideas contenidas en esta obra propiciaron un efecto o especie de chispa de ignición en el pensamiento político y moral de la llamada sociedad moderna, sirviendo de elemento orientador para grandes pensadores como los filósofos alemanes Immanuel Kant y Johann Fichte.

    Inclusive la misma revolución francesa se vio impregnada de sus ideas, de sus líneas esenciales y de esa fuerza en el contenido jurídico allí plasmado. Todo esto fue por así enunciarlo el marco teórico que sirvió como fuente de inspiración.

    Igualmente, Rosseau aporto al género literario con la publicación de sus novelas La nueva Eloísa publicada en 1761, en donde la trama gira en torno a un amor imposible en parte producto de la desigualdad social y de la serie de intrigas que subyacen a partir de la tal situación.

    En el caso de la novela Emilio o De la educación, publicada un año después en 1762 cuyo contenido fue el de reflejar que el ser humano nace bueno y que sus vicios son el resultado de un sistema social en descomposición y de una falsa educación al servicio de unos intereses ocultos.

    Sus últimos años estuvieron marcados por las confrontaciones en sus viajes a Prusia e Inglaterra para finalmente retornar a Francia.

    Rousseau falleció como consecuencia de paro cardio respiratorio a la edad de 66 años, en la fecha del 2 de julio de 1778, en la localidad de Ermenonville, Francia.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.