Miguel Grau Seminario

Nació el 27 de julio de 1834 en la ciudad de Paita en el departamento de San Miguel de Piura, Perú. Máximo héroe de la marina peruana y diputado civilista.

Hijo de Juan Manuel Grau Berrío coronel colombiano nacionalizado peruano y de Josefa Luisa Seminario del Castillo.

Su infancia se desarrolla entre una pequeña aldea como era la ciudad de Piura para la época y el puerto de Paita, allí inicia la devoción por el mar, ya con apenas 9 años de edad el niño Grau Seminario se embarca como grumete en un buque mercante Tescua el cual naufragaría en las aguas de la isla de La Gorgona.

Índice

    La vida en el mar

    Lejos de asustarse, al año siguiente lo volvió a intentar, esta vez en una goleta al mando del capitán Manuel Herrera. Esto fue el preludio a una travesía que por más de 10 años le permitió viajar por mares, islas y puertos en los países más alejados del globo terráqueo como Macao, San Francisco, Hong Kong, Shangai, Singapur, Londres, Burdeos, Baltimore, Boston, New York, Río de Janeiro, entre otras ciudades.

    Ya de vuelta en su Perú natal siendo el año de 1853 decide presentar para alistarse en la marina de Guerra, ingresando como aspirante a guardiamarina el 14 de marzo de 1854 a los 20 años de edad; su determinación le permitió ser parte de la marina, transcurridos dos años obtiene el grado de alférez.

    En su afán de querer participar en un combate naval Grau Seminario, tomo parte de la contienda desarrollada en 1856, quien a bordo de la fragata Apurímac realiza maniobras en la insurrección de Arica, liderizada por Lizandro Montero en contra del presidente Castilla y la Constitución liberal. Fracasada la intentona de rebelión, Grau fue expulsado de la marina de Guerra.

    Fueron dos años en los que Grau Seminario se dedicó a trabajar como comandante de una nave de bandera inglesa de nombre María Cristina, con la cual recorrió los mares de China y La India, regresando a Lima para 1860.

    Se reincorpora a la marina de guerra gracias a una amnistía en el año de 1863, en los años por venir será ascendido a teniente primero y luego a comandar la corbeta Unión en el combate de Abtao en el marco de la guerra con España en el año 1866.

    Al poco tiempo decide renunciar Grau Seminario y su equipo de oficiales de la marina de guerra como medida de descontento por el nombramiento de un marino norteamericano a comandar una expedición por Filipinas. Acto seguido es apresado Grau Sarmiento y su equipo en general.

    Regreso a la marina

    Una vez puestos en libertad Grau Sarmiento regresó a la marina mercante en 1867, mismo año en que contrae matrimonio con Dolores Cabero y Núñez, con quien tendría 10 hijos.

    En 1868 decide regresar a la marina de guerra, aceptando el cargo de comandante del Huáscar buque que se mantuvo firme en el mar hasta su sacrificio en el combate naval de Angamos. Grau Seminario ejerció como comandante general de la Marina para el año de 1877.

    Fue un periodo marcado con muchas desavenencias políticas entre Perú y Chile, materializado sobre todo cuando se produce la captura del Huáscar por el caudillo Nicolás de Piérola el 8 de octubre del 1879, cuando retornaba de una de sus incursiones una granada enemiga perfora la torre de comando y acaba con la vida del valiente Grau Seminario.

    En lo concerniente a sus restos, inicialmente fueron enterrados en la ciudad de Santiago de Chile, al poco tiempo fue solicitada la repatriación, ocurriendo esto el 15 de julio de 1890, donde finalmente fueron dispuestos en la Cripta de los Héroes (monumento funerario construido en honor a los caídos en la guerra del pacifico) el 8 de setiembre de 1908.

    Como parte de los homenajes póstumos el 26 de octubre del año 1946 Miguel Grau Seminario fue ascendido al grado de almirante.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.