Osvaldo Soriano

Osvaldo Soriano, nace en la ciudad balneario de Mar del Plata, Argentina el 6 de enero del año 1943. Este escritor, narrador y periodista se caracterizaba por ser expresar las noticias y reportajes sobre la realidad país de forma sarcástica.

Hijo de José Vicente Soriano, un catalán de profesión inspector de Obras Sanitarias (compañía administradora del servicio de agua potable en Argentina) y de Eugenia Goñi. En la actualidad sigue siendo de los escritores más leídos dada su extensa obra literaria.

Índice()

    Infancia

    El periodo de su infancia y parte de la adolescencia la pasó entre Mar de Plata y otras provincias, esto como consecuencia de la profesión de su padre que lo obligaba a recorrer pueblos y provincias a fin de conseguir nuevas oportunidades de trabajo y por ende la familia debía mudarse con cierta frecuencia.

    Osvaldo deja a la mitad sus estudios de secundaria, dedicándose a diversos trabajos entre los cuales está el de empaquetador de manzanas, vigilante en una metalúrgica, entre otros.

    Así mismo, es importante destacar su preferencia y afición por el futbol cosa que lo motivaba cada vez que era posible jugar para distintos equipos amateur.

    Etapa laboral

    Para el año de 1962, Osvaldo con 19 años de edad se muda a Tandil, ciudad de origen de su madre, donde se estableció allí por un periodo de 7 años; en ese trayecto de su vida y tras los primeros empleos decide enfocarse al periodismo en el ámbito político, deportivo y cultural.

    Comenzaría su andar en los medios de comunicación impresos, específicamente en el diario El Eco de Tandil, redactando en la sección de deportes y algún contenido en formato de columnas sobre personajes famosos para la época.

    A los 26 años de edad se mudó, residenciándose para el año de 1969 en la capital Buenos Aires allí, ya con más experiencia en el mundo de la redacción inicia a trabajar como redactor de la revista Primera Plana, igualmente para el año de 1971 ocupa un puesto en la redacción del diario La Opinión y posteriormente escribió para el periódico Panorama.

    En el ámbito narrativo Osvaldo Soriano publica el año de 1973 su primera novela denominada Triste, solitario y final, del género policial negro la cual sigue siendo considerada como su mejor obra, donde aún a día de hoy sigue dando buenos comentarios entre los conocedores y generando éxitos en ventas.

    Transcurrido un año, en 1974, escribió junto a la también periodista y escritora argentina Aída Bortnik el guion de la película llamada: Una mujer, la cual sería filmada para el año de 1975.

    Época de convulsión política

    En plena vigencia de un conflicto social, político y militar difícil en Argentina; demostrado con el golpe militar de 1976 en contra la presidenta constitucional María Estela Martínez de Perón, Osvaldo Soriano decide salir de su país y exiliarse. Tiempo en el que vivió en México, Bélgica y posteriormente en París hasta el año de 1984, fecha en la que retorna a su patria, a la ciudad de Buenos Aires.

    Durante el periodo que vivió en el exilio Osvaldo se permitió generar una vida amorosa con Catherine Brucher quien era una enfermera, casándose con esta en 1978 y posteriormente se mudarían a París.

    Lo que vendría a continuación eran publicaciones consideradas importantes en respuesta o análisis de la situación de los países latinoamericanos que se encontraban para la época en francos procesos de dictaduras, era el caso de la publicación llamada: Sin Censura, fundada con Julio Cortázar y otro colaborador; en 1980 publicó Cuarteles de invierno.

    Para el año 1983 le tocaría el turno a su novela denominada No habrá más penas ni olvido la cual fue llevada a la pantalla del cine, de forma continua para 1984 otra obra de Osvaldo que sería adaptada a la gran pantalla seria Cuarteles de invierno.

    El retorno y la consagración

    Una vez terminado el periodo de exilio en 1984, Osvaldo Soriano retorna y decide publicar un libro denominado Artistas, locos y criminales que era una recopilación de sus mejores artículos publicados en la década de los 70 en el diario La Opinión.  ​

    Años después, específicamente para 1988 publicó una segunda recopilación de artículos llamados Rebeldes soñadores y fugitivos, que contenía las notas escritas para la prensa europea durante el periodo que vivió en el exilio.

    En los siguientes libros, cuentos, recopilaciones y escritos el éxito de Osvaldo Soriano no hizo más sino crecer de forma exponencial a tal punto que una editorial decide pagar 500.000 dólares a razón de tener la exclusividad para sus publicaciones.

    Fallece un 29 de enero de 1997, a la edad de 54 años en la ciudad de Buenos Aires, Argentina como consecuencia de una afección originada por un cáncer de pulmón.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.