William Shakespeare

Es considerado un importante dramaturgo en el teatro y la literatura, y también conocido por su incursión en la poesía. Gracias a sus versos, fue considerado como un genio de la literatura inglesa, siendo un importante representante de las tragedias, basadas según las condiciones humanas, siendo por esto, considerado como uno de los mejores dramaturgos ingleses, de todos los tiempos.

Índice()

    El nacimiento e infancia de William Shakespeare

    Nace durante el periodo, específicamente a mitad del siglo XVI, en la fecha del 23 de abril de 1564 en la localidad de Stratford, Upon, Avon.  Siendo un pueblo pequeño, colmado de habitantes humildes situado en Warwickshire, ubicado al sur de Brimingham, Inglaterra. Naciendo en el ceno de una familia humilde, de escasos recursos, siendo el tercer hijo de su padre John Shakespeare, quien se dedicaba al comercio de lanas y la política y su madre Mary Arden, quien se encargaba de los queseares del hogar.

    Fue una familia perseguida por sus creencias católicas, por lo que vivían en constante alerta, de esta forma no se encuentran registros exactos de la infancia de William, pues es probable que cursara sus estudios en la Grammar School de ciudad natal.

    Según los escritos del reconocido dramaturgo Ben Jonson; describe que Shakespeare, se dedico a aprender un poco de latín y menos griego, abandonando la escuela a una temprana edad, debido a esto por las dificultades económicas por la que estaba pasando su padre.

    El Camino Del Dramaturgo

    En la andada de Shakespeare, inicia durante su traslado a la ciudad de Londres, en la cual adquiere de forma rápida una fama y popularidad, gracias a sus trabajos para la entonces compañía Chaberlains´s Men, tiempo después, se conocida esta compañía como King´s Men, siendo una compañía propietaria de dos teatros llamados; The Globe y el Blackfriars. A pesar de todo, su inicio en como dramaturgo, fueron humildes, y ejerciendo diversos trabajos a lo largo de su carrera para alcanzar el respeto como; dramaturgo. Antes de ser conocido como un respetado dramaturgo, este se desempeño un largo tiempo como un actor en diversas puestas en escena.

    Su presencia dentro de la capital británica, fue entre los años 1590 a 1613, durante este último año, deja a un lado la escritura para retirarse a su pueblo natal, donde es poseedor de una casa conocida como New Place, en la cual se dedicaría a invertir en bienes materiales e inmuebles provenientes de Londres, gracias a la fortuna que había logrado trabajar a lo largo de su carrera artística como dramaturgo, durante el cual permanecería hasta el día de su muerte, el día 23 de abril de 1616.

    Las obras publicadas bajo la autoría de William Shakespeare

    Es conocido que existen diversas versionas sobre la cantidad de obras que llego a escribir en vida, ya que no existen registros exactos a lo largo de su vida, de esta forma, se cree que el autor a lo largo de su vida, logra escribir 39 ejemplares, calificados en los géneros; comedia, tragedia y drama histórico, a si mismo, durante su carrera como actor de teatro y dramaturgo, llega a redactar 154 sonetos conocidos junto a cuatro obras líricas.

    Las tragedias y singulares comedias escritas por William Shakespeare

    Durante  las tragedias escritas por el dramaturgo, con frecuencia se pueden encontrar las emociones y sentimientos de dolor que le acogían en su condición humana y la codicia que podría corromper las almas. Es por esta razón, que los personajes experimentaban estos sentimientos densos y profundos propios de los humanos, como son; celos o el profundo deseo del amor.

    A su vez, sus tragedias; eran la marca del destino, irrefutables y donde era permanente el sufrimiento o la desdicha que encarnaban los personajes hasta su tortuoso final. Estas historias, eran compuestas por un héroe con gran poder, que era encaminado a un destino que lo llevará a la muerte inminente, de esta forma, se hayan once tragedias integras que forman parte del repertorio de William Shakespeare; Tito Andrónico (1594), Romeo y Julieta (1595), Julio César (1599), Hamlet (1601), Troilo y Crésida (1605), Otelo (1603-1604), El Rey Lear (1605-1606), Macbeth (1606), Antonio y Cleopatra (1606), Coriolano (1608) y Timón de Atenas (1608).

    Así mismo, William Shakespeare, fue capaz de realizar la fusión entre la realidad y la fantasía a lo largo de sus comedias, siendo sus puntos más notorios en personajes con lenguajes cultos, que hacían distinción entre ellos, haciendo metáforas y juegos de palabras, representados en algunas de ellas; La comedia de las equivocaciones (1591), Los dos hidalgos de Verona (1591-1592), Trabajos de amor perdidos (1592), El sueño de una noche de verano (1595-1596), El mercader de Venecia (1596-1597). Gracias a sus obras e importancia, ha ser traducido en más de cien lenguas, convirtiéndose de forma póstuma en un escritor que atraviesa las barreras del tiempo.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.